Laminitis en los caballos

¿Que es y por qué sucede?

La “laminitis” equina es una de las enfermedades más dolorosas para los caballos. Lo que hace es que afecta a la parte interior del casco de los caballos por la interrupción del riego sanguíneo en las extremidades de los caballos dejando sin flujo sanguíneo a las láminas que componen el casco. 

Estas láminas son las que unen el dedo o falange distal con la pared interna del casco. La interrupción del riego sanguíneo en las extremidades del caballo hace que las láminas del mismo se debiliten y que la unión del hueso y el casco se reduzcan pudiendo incluso llegar a separarse.

La interrupción de este riego sanguíneo no tiene que ser por periodos largos, incluso por periodos cortos puede producir un gran dolor y esta enfermedad. También puede afectar a cualquiera de las cuatro extremidades aunque es más común en las extremidades anteriores.

La Laminitis es también conocida como “infosura”. Es una enfermedad fácil de prevenir, que tiene un proceso lento, pero que resulta muy dolorosa para los équidos.

¿Cuales son los síntomas?

Algunos de los síntomas comportamentales del caballo son:

  • Dolor en la punta de la ranilla cuando con unas pinzas se coje el casco
  • Cojera sobre todo cuando el caballo anda en círculos
  • Aumento del pulso
  • Postura antiálgica (estiran las extremidades anteriores hacia delante)
  • Cuando es en las cuatro extremidades el caballo del dolor se suele tumbar
  • El casco se nota más caliente
  • Dolor al andar (pasos cortos y rápidos como si no quisieran pisar el suelo)

Algunos de los síntomas físicos del casco son:

  • Deformación en los cascos
  • Se aplana o abomba la palma del casco
  • Crecimiento anormal del casco
  • Anillos o surcos en la pared del casco
  • Andan de forma anormal

¿Cuales son las causas?

Son muchas las causas o variables que pueden producir laminitis en los caballos y aunque la enfermedad se encuentre en la extremidad del caballo, lo que lo desencadena tiene que ver con otras partes del cuerpo.

Generalmente tiene que ver con trastornos digestivos como la sobrecarga de grano o cambios bruscos en la dieta así como acceso repentino a grandes cantidades de forraje sin dar tiempo a que el caballo se adapte a ella.  También tiene que ver con la liberación de toxinas en el torrente circulatorio del caballo. Fiebres altas, retención de placenta en la yegua después del parto.

También hay factores que pueden ocasionar la laminitis y que tienen que ver con el cuidado diario que puede ser por ejemplo beber agua muy fría en un caballo muy cansado.  El golpeo excesivo en el pie o la sobrecarga de peso de alguna extremidad. La falta de movimiento del caballo también puede afectar así como el uso excesivo de corticoides.

¿Hay cura o tratamiento?

El tratamiento se basa en recortar el exceso de casco y tratar la causa principal de la enfermedad por lo que varía dependiendo de la causa en cada caso.   Es importante permitir al caballo estar acostado o en un suelo muy blando con arena o viruta.

  • Equilibrar la dieta según lo que nos haya dicho el veterinario
  • Enfriar las extremidades del caballo ya que al estar afectadas la temperatura aumenta
  • Utilizar suplementos nutricionales para ayudar a la recuperación del casco
  • Utilizar un herraje terapéutico que alivie el dolor del caballo
  • Mantener como siempre los cascos muy limpios y recortados mientras que el caballo se recupera.

 

 

 

Deja un comentario