El contacto con los caballos

Al tratarse de seres vivos (mucho más grandes que nosotros) es muy importante tener conocimientos tanto del caballo como de todo lo que involucra esta actividad. Tenemos que saber que son animales sensibles y sociables, por lo que si están todo el tiempo encerrados en un box o en una cuadra, no les viene bien ni mental ni físicamente.  Es importante que sepamos que aunque les utilizamos para diversas actividades, son animales que aman la libertad y que tienen sentimientos.

Es importante tener SENSIBILIDAD, TACTO, FIRMEZA Y PACIENCIA.  Les tenemos que hablar bien y acercarnos a ellos despacio porque no sabemos si se pueden asustar. Igualmente les tenemos que corregir cualquier falta de respeto hacia nosotros como morder o pisarnos (aunque hay muchas veces que nos pisan sin quererlo).

Es muy importante siempre acercarnos despacio, hablarles mientras nos acercamos, acercar la mano y poco a poco empezar a tocarlos.  Hay muchos caballos que se asustan con los movimientos bruscos o que lo pueden tomar como una amenaza.  Sobre todo en las escuelas hípicas en donde muchos de los caballos han tenido muchos dueños y no han sido tratados de la mejor manera.

Hay que mirarle las orejas y saber su estado de ánimo.  Si las tiene inclinadas en extremo hacia atrás puede ser que esté enfadado o desconfíe.  Ante esta situación es fundamental tener cuidado.  Igualmente si tiene las orejas hacia delante y atentas significa que esta observando la situación.

Usualmente se trata al caballo por la parte izquierda.  Sobre todo si no conocemos al caballo es crucial seguir las precauciones necesarias.  No debemos olvidar que ellos tampoco nos conocen a nosotros y poco a poco nos irán cogiendo confianza.

Deja un comentario