La boca del caballo, filetes y bocados

La boca tiene un papel fundamental no solamente en la doma y control del caballo sino también en la elección de la forma en la que queremos relacionarnos con él. 

Tenemos que tener en cuenta constantemente que los filetes, frenos y bocados son en realidad una “molestia” para el caballo y lo usamos de esta forma para que nos obedezca.  Por eso es muy importante nunca abusar de la mano al montar y saber exactamente qué tipo de boca tiene nuestro caballo.

A menudo nos encontramos con caballos que soportan mejor o peor algunos tipos de filetes y bocados y esto tiene que ver con varias cuestiones pero tres de ellas muy importantes:

  • Tipo de boca que tiene el caballo
  • Desarrollo físico en el que se encuentra (edad)
  • Tipo de actividad que se quiere hacer con él

Existen en realidad cuatro tipos de bocas de caballos quienes según el desarrollo en el que se encuentren aceptarán mejor el bocado.   Los existen boquiestrechos es decir que tienen las comisuras cortas y son los que generalmente tienen problemas con el bocado.   También boquihendidos, que son los caballos que tienen las comisuras muy atrás por lo que el bocado no consigue apoyarse cayendo en el primer molar y dando poco control del caballo.  Los boquiblandos son caballos que tienen la coba con barras altas y muy delgaditas por lo que son demasiado sensibles al bocado, son caballos que suelen mover mucho la cabeza y los labios cuando les estamos trabajando.  Los boquiduros son bocas con las barras muy bajas y redondas, por lo que hay poca acción del freno y tarda mucho en obedecer.

Como comentaba más arriba, una vez sabiendo qué tipo de boca tiene nuestro caballo, su carácter, edad y qué actividad queremos hacer con el, podemos elegir el filete a utilizar.  Yo recomiendo siempre ir probando hasta que veamos que el caballo va cómodo. Desde luego, jamás deberíamos ver que nuestro caballo va incómodo y pensar que es por carácter, sino que muchas veces en verdad se está haciendo daño por llevar un filete que no le corresponde.

A continuación os hago un pequeño resumen de filetes.  En la enseñanza normal se usa el filete normal pero en pruebas más duras se suele utilizar el pelham, doble filete o elevadores.

a) Filete:  es el más suave y delicado, también el más sencillo.  Los más cómodos son los filetes mullen.  Los hay un poco más articulados o más duros pero en general son suaves.  Se pueden usar con muserola alemana, flash o mexicana para que no abran mucho la boca.

Filete tipo Mullen

 

 

 

 

 

b) Bocado: el bocado lleva unas barras llamadas camas, que según la longitud que tengan es el grado de control.  Cuanto más largas sean hace más palanca y son más duras.  Se utiliza con la cadenilla y también pueden ser de tipo articulados.

Bocado

 

 

 

 

 

c) Elevador: es un filete más duro.  Las anillas tienen unos taladros arriba y abajo por los que pasan los montantes de la cabezada.  Hace presión sobre la nuca.  Es bueno para caballos que tiran mucho.  Se suelen utilizar dos juegos de riendas con este filete.

Filete tipo elevador

 

 

 

 

 

d) Pelham: suele ser útil para trabajar con niños que requieren controlar más al caballo.  Si se utiliza con puente se pueden utilizar solamente un juego de riendas.

Filete tipo Pelham

 

 

 

 

 

e) Hackmore:  este tipo de filete hace presión sobre la nariz del caballo, tienen unas camas largas que los hacen duros al hacer la palanca.  Esto se utiliza solamente para caballos con la boca muy dura porque para otro tipo de caballos pueden llegar a hacerles mucho daño.

Filete tipo Hackmore

 

 

 

 

 

Espero que este post os sea de utilidad ya que es uno de los temas más importantes a la hora de relacionarnos con un caballo.